Gallinas y Verano: Cuidado con el calor

Siempre se piensa que el frío es el peor enemigo de las gallinas, pero es una creencia popular errónea. Salvo en paises o zonas donde nieve o hiele mucho, el gran enemigo en la cria de nuestras gallinas son el calor y las altas temperaturas.

En España, aunque el clima es bastante variado, lo normal es que las temperaturas en verano superen los 30 grados. Y es a partir de esa temperatura don de las gallinas empiezan a sufrir como consecuencia del calor.

En este post queremos darte trucos, consejos y soluciones para que tus gallinas superen el verano de la mejor forma posible.

La temperatura de confort de las gallinas se sitúa entre 14º y 26º, mientras que superados los 30º, las condiciones ambientales se empiezan a complicar y nuestras gallinas necesitan de nuestra ayuda para superar la situación sin sufrir en exceso.

Mecanismos de defensa de las gallinas:

  • SUS PLUMAS: Las plumas de las gallinas sirven de regulador térmico tanto para el frío como para el calor al formar un colchón de aire.
  • EL COLOR DEL PLUMAJE: El blanco refleja el calor y el negro lo captura. Esto es importante que lo tengas en cuenta a la hora de elegir el color de tus gallinas y la zona geográfica donde te encuentres.
  • EL JADEO: Las gallinas utilizan un jadeo característico para refrescarse. Al no tener glándulas sudoriparas, esta es su forma de evitar un golpe de calor.
  • REDUCCIÓN DE LA CANTIDAD DE ALIMENTO QUE COMEN: Para conseguir reducir su temperatura corporal. Que se puede traducir en una disminución en el peso de la gallina. No te preocupes, es normal.
  • REDUCCIÓN DE LA PUESTA: Además de la reducción en la puesta, los efectos del calor en la alimentación, provocan una bajada en el peso y tamaño de los huevos y de la calidad de las cáscaras.



¿Que podemos hacer nosotros para ayudarlas?. La importancia del Gallinero.

  • Intentar fabricar el gallinero con materiales aislantes.
  • Que el gallinero tenga buena ventilación, orientado al norte y en sombra. Es importante que tanto los bebederos y sobre todo los comederos estén bajo sombra para evitar que el pienso se estropee con el calor. Puedes instalar toldos o sombrillas para conseguir tan deseada sombra.
  • El agua debe estar siempre limpia, fresca y, en días de excesivo calor, debemos renovarla varias veces para asegurarnos de que no se caliente. . Los bebederos deben estar perfectamente limpios con el fin de evitar que proliferen las bacterias y deben estar colocados en zonas de sombra, en lugares muy ventilados. En caso de canícula, es deseable cambiar el agua varias veces al día para asegurarnos que no se caliente.
  • El calor seca rápidamente los excrementos y emiten menos amoníaco, pero aún así, debemos continuar limpiando en profundidad nuestros gallineros para reducir a la mínima expresión los riesgos derivados de las altas temperaturas.
por Isgoaexpress


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información