MASCOTAS

Verdades y Mentiras sobre la alimentación del Perro


Con este post intentamos aclarar las verdades y mentiras que existen alrededor de la alimentación de las mascotas.

Existe un mercado muy amplio y a veces muy confuso acerca de la alimentación y los piensos mas adecuados para perros. Es importante conocer las verdades, mentiras y mitos que se han generado a lo largo de los años para evitar problemas en la alimentación de nuestras queridas mascotas.

1.DIGESTIBILIDAD

Es uno de los temas más importantes en nutrición canina pero, a menudo se ignora o se mal interpreta.

Entender este asunto es muy útil porque la digestibilidad es uno de los factores que más influyen en la calidad del alimento. El perro no puede aprovechar el 100% de los nutrimentos que contienen un alimento y entonces, una parte de la proteína, carbohidratos y grasa, salen en el excremento.

A mayor digestibilidad de un alimento, mayor aprovechamiento de sus nutrimentos;

Por ejemplo, la leche y sus derivados son de alta digestibilidad, es decir, el animal aprovecha casi toda la proteína, grasa y azúcar; en cambio, la harina de pluma cruda es de muy baja digestibilidad y por tanto, poco nutritiva, tiene un 90% de proteína cruda (muchísima) pero sólo 9% de proteína digestible o sea, su proteína sólo se digiere en un 10%. Importancia. De poco sirven los datos de la etiqueta del contenido nutricional del alimento (valor de proteína, grasa, carbohidratos), si no conocemos su digestibilidad.

El concepto de digestibilidad es sencillo: del 100 por ciento de alimento que consume un perro ¿qué porcentaje aprovecha realmente? Para calcularlo se pesa el alimento que consumirá en 5 días y se pesa el excremento del mismo periodo, el total de alimento consumido menos el total de excremento será el alimento que digirió y absorbió a través del intestino delgado o sea, el que realmente aprovechó. Una aclaración: el peso del alimento y del excremento se expresan en base seca (para quitar la influencia del agua tanto del alimento como del excremento), para esto se usa un horno de laboratorio que deseca las muestras (a 105° C por 4 horas).

¿Y en la práctica?

Si bien, los valores de digestibilidad no se reportan en las etiquetas de los alimentos, el dueño de la mascota puede comparar alimentos de mayor o menor digestibilidad. La clave está en observar el excremento, los alimentos de mayor digestibilidad (mayor al 90%), son los denominados “Super-Premium” y en ellos se observa que las heces tienen las siguientes características:

También es notorio que los perros que reciben alimentos de alta digestibilidad no producen flatulencias.

La clasificación de los alimentos para perros.

La verdad es que la división de los alimentos en Super-Premium, Premium, Estándar, etc. no depende de ningún organismo oficial, son las compañías de alimentos las que lanzan su clasificación tomando en cuenta diferentes criterios mercadológicos; pero, sí hay un factor técnico consistente que justifica dicha división y es precisamente: la digestibilidad de los alimentos. Los alimentos con digestibilidad total superior al 90% son Super-Premium.

% de Digestibilidad de Nutrimentos en Alimentos.

ALIMENTOS PC GC CHO´s TOTAL PC = Proteína cruda,

GC = Grasa,

PREMIUM 89% 95% 88% 90% CHO´s = carbohidratos)

POPULARES 81% 80% 79% 80%

2.¿El perro es carnívoro u omnívoro?

Desde sus ancestros, el perro es omnívoro (come de todo). Aprovecha muy bien los granos de cereales, la carne no le es indispensable (como el humano).

¿Qué come el perro?

Los cánidos, incluyendo a los perros, lobos y sus antecesores, cazan en grupo y, aunque comen carne de presas pequeñas y grandes, tienen variados hábitos alimenticios que incluyen el consumo de: bayas, otras frutas y, diferentes partes de plantas. Es decir, los perros son omnívoros (del latín omnis, todo + vorare, comer). En cambio, los gatos son carnívoros estrictos. Si bien, anatómicamente el perro tiene características de carnívoro, presenta diferencias metabólicas que acentúan su naturaleza omnívora. Ahondemos en el tema. En la actualidad, el perro se clasifica en la superfamilia Canoidea y el gato, en la superfamilia Feloidea. En la superfamilia Canoidea (esquema abajo), se agrupan familias con hábitos dietéticos muy diversos, por ejemplo, tanto la familia Úrsida (oso), como la familia Procínida (mapache) son omnívoras, al igual que el perro. En cambio, la familia Ailúrida (panda) es herbívora estricta y solamente la familia Mustélidos (comadreja), es carnívora estricta. Como podemos ver, no todos los animales que tienen colmillos son carnívoros estrictos, esto incluye al hombre que también es omnívoro (come de todo).

¿Y los colmillos?

Algunas personas creen que el perro, por tener colmillos, es carnívoro estricto, pero: hay que tomar en cuenta que: 1) los colmillos no sólo sirven para desgarrar carne, y 2) No sólo los carnívoros poseen colmillos. Por ejemplo, para el jabalí son armas de defensa y le sirven para escarbar la tierra (hozar), para el murciélago hematófago son herramientas que le permiten perforar la piel de su víctima y provocar una pequeña hemorragia de la cual se alimenta. Ni el jabalí ni el murciélago son carnívoros y sin embargo, poseen colmillos funcionales.

El hecho de que el perro tenga colmillos (también el hombre), no significa que sea carnívoro, el perro es omnívoro (come carne y vegetales); por cierto, el hombre no forzó al perro ni a sus ancestros para que se convirtieran en omnívoros, ya lo eran por naturaleza. La importancia de que el perro sea omnívoro. El perro tiene la habilidad digestiva y metabólica para llenar sus requerimientos nutricionales (proteína, energía, etcétera) a partir de una gran cantidad de ingredientes. Esto es una gran ventaja pues la carne no es indispensable para que el perro se mantenga saludable; en otras palabras: los perros requieren de nutrimentos específicos (proteína, grasa, vitaminas, minerales, etc.) no requieren de ingredientes específicos. Un buen alimento para perros no se elige por su cantidad y/ o tipo de harina de carne; es una elección de equipo (perro-amo), pues hay que ponderar:

1) Aceptación

2) Resultados,

3) Relación precio-calidad nutricional,

4) Inocuidad

5) Disponibilidad.

2.¿Carne fresca significa carne cruda?

No es lo mismo. Carne fresca se refiere a que fue procesada inmediatamente después del sacrificio del animal para convertirse en harina. La carne cruda no se puede agregar a alimentos secos de perros porque se descompone inmediatamente a temperatura ambiente. Carne fresca no quiere decir “carne cruda”, sería imposible que ésta se mantuviera fresca en el alimento. Resulta que la carne (músculo) tiene un 75% de agua y es el medio ideal para el rápido crecimiento bacteriano el cual produce putrefacción de las proteínas (por eso debe refrigerarse). El ingrediente que se usa en todos los alimentos de perros es harina de carne - aunque la mercadotecnia de algunas marcas insiste en que usan “carne”, no harina de carne esto es erróneo porque todas son harinas, esto implica que fueron molidas, cocidas y desecadas en un extrusor (quedan con sólo 10% de humedad), así ya es posible almacenarlas a temperatura ambiente para posteriormente mezclarse con los demás ingredientes del alimento del perro.

Generalmente se usan harinas de carne y hueso donde el músculo proviene de los recortes de la canal, a pesar de ser recortes tienen un valor proteico de buena calidad porque al final de cuentas son músculo y tejido conectivo (proteínas como la actina, miosina, colágeno, hemoglobina). Desde luego que hay diferentes calidades de harinas de carne, según la cantidad de hueso que se agregue (desde 50 hasta 80% de proteína cruda); incluso hay algunas harinas que sólo son de carne (músculo sin hueso) y, en algunos casos, se usa, no los recortes, sino la canal del animal que debería ser para consumo humano (cortes primarios), de cualquier forma el perro se está alimentando de las mismas proteínas. Lo que no debe usarse son harinas de carne y hueso donde, clandestinamente, se agregan los cuernos, pezuñas y pelos del animal. Estos componentes aportan una proteína llamada queratina que resulta ser de muy mala calidad porque no es digerida por el animal (baja digestibilidad); desde luego que estas harinas son de muy bajo precio y no es de extrañar que se usen en alimentos de muy baja calidad-precio. Entonces, el valor de proteína de una harina de carne no indica su calidad, es decir se necesita saber su digestibilidad.

3.¿Un alimento con más proteína es mejor?

No, porque el valor que se proporciona es de proteína cruda, no de proteína digestible. Lo importante es la calidad de la proteína, es decir, del 100% que ingiere el perro cuánto aprovecha. Los excesos de proteína son malos (mal olor del excremento y daño a riñones). La calidad de la proteína se refiere a: 1) La composición de aminoácidos de la proteína, es decir, cuánto contiene de cada aminoácido y en que proporciones están y 2) La digestibilidad de sus aminoácidos = digestibilidad de la proteína.

4.¿Las flatulencias se producen por la mala calidad del alimento?

VERDADERO. Los alimentos con exceso de fibra y/ o almidón no digestible producen gases o flatulencias, esto se presenta con frecuencia en los alimentos con baja digestibilidad (por tipo de ingredientes o mal proceso de extrusión).

¿A qué se debe la flatulencia?

Los flatos son gases (con o sin mal olor) producidos principalmente en el intestino grueso (ciego, colon, recto), y son resultado de la fermentación bacteriana de la fibra y carbohidratos que escapan a la digestión del intestino delgado. La producción de flatos está directamente relacionada con la baja digestibilidad de los ingredientes del alimento (menor digestibilidad más gases y posible mal olor). Los alimentos Super Premium por ser de muy alta digestibilidad no producen gases (flatulencias).

Es necesario entender que en el intestino delgado se encuentran las enzimas que producen la ruptura de las grandes moléculas de proteína, grasa y carbohidratos, así, las moléculas pequeñas podrán ser absorbidas a través de la pared del intestino delgado; no obstante, en el intestino grueso ya no hay secreción de enzimas digestivas, en cambio, hay una gran cantidad de bacterias que viven en ausencia de oxígeno (medio anaerobio). Pues bien, estas bacterias aprovechan los azúcares que no fueron digeridos en intestino delgado (almidón resistente y fibra) para obtener energía mediante la ruta química de la fermentación (las bacterias sin tienen las enzimas necesarias, por ejemplo celulasa). De la fermentación se obtiene gases como productos secundarios, algunos de ellos son benéficos para el perro (ácidos grasos volátiles: acético, propiónico y butírico), porque proporcionan energía a las células del intestino grueso (principalmente el ácido butírico); sin embargo, también se producen otros gases: Bióxido de carbono, Metano (también llamado gas de los pantanos y que resulta flamable), Nitrógeno, Hidrógeno, Ácido Sulfhídrico (olor a huevo podrido). A mayor cantidad de azúcares en intestino grueso mayor producción de flatulencias.

¿El mal olor del excremento y de las flatulencias se debe a un mal alimento?

Sí, pues los alimentos con exceso de proteína y/ o con proteína de baja digestibilidad producen mal olor en los gases y/ o en excremento, generalmente son los alimentos de baja digestibilidad (económicos). Las proteínas de baja digestibilidad o aún las de buena calidad pero en exceso (en el alimento o por exceso de consumo), no tienen el tiempo suficiente para ser digeridas en el intestino delgado (que es donde están las enzimas necesarias); entonces, llegan sin digerir al intestino grueso y aquí son metabolizadas por bacterias mediante el proceso de putrefacción el cual produce sustancias fétidas.

5.¿El ingrediente de mayor participación en el alimento es el primero de la lista en la etiqueta y debe ser carne?

FALSO. En todos los alimentos secos para perros (croquetas), el ingrediente de mayor volumen es el grano de cereal (maíz, trigo, arroz). La harina de carne no puede ser el ingrediente de mayor volumen pues su alto contenido en proteína generaría un tremendo exceso. La harina de carne no puede ser el ingrediente con mayor volumen pues, al tener una alta concentración de proteína, basta con una inclusión baja para complementar la proteína aportada por otros ingredientes (suero seco de leche, harina de pescado, granos de cereales, pasta de soya hidrolizada, etcétera). El orden de los ingredientes según su nivel de inclusión no es relevante sino, su digestibilidad y perfil nutricional (hay harinas de carne con demasiado hueso y/ o que su proteína es de baja calidad (se agregan pezuñas, cuernos, pelos) y por tanto, son de pobre digestibilidad y además, su variedad de aminoácidos es limitada. ¿Por qué los granos de cereales en primer lugar? • Los perros requieren llenar sus necesidades diarias no sólo de proteína sino también de energía (grasas y carbohidratos), vitaminas, minerales; éstos son cubiertos por la mezcla de diversos ingredientes tanto de origen animal como vegetal e incluso sintético (vitaminas y metionina por ejemplo). •

Los granos de cereales (maíz, trigo, arroz,), son una excelente fuente de energía pues contienen almidón (cadenas de glucosa). También aportan proteína de buena calidad, pero en menor proporción; además tienen buena digestibilidad y son relativamente económicos.

Por otro lado, el perro es omnívoro y tiene la enzima para degradar el almidón, el cual, con el cocimiento, (extrusión) sufre una pre-digestión, esto aumenta su digestibilidad. Todas las marcas de alimento (desde Super-Premium hasta económicas) para perros usan granos de cereales porque es lo correcto desde el punto de vista nutricional. El hecho de que los granos de cereales sean el ingrediente en mayor volumen por kg de alimento es relativo e intrascendente. Es la mercadotecnia de ciertas marcas la que mal informa al cliente y lo hacen creer que: “el perro es carnívoro”, “que forzosamente necesita carne”, “que la carne es el principal ingredientes de sus alimentos” y, “que la carne incluida es fresca” (incluso “cruda”); todo esto, ya hemos visto que es falso.

6.¿Cuántas comidas por día?

Adultos sanos: basta con una comida al día. Pero el perro adulto se adapta a su amo (desayuno, comida, cena,etc. )

Cachorros destetados: mínimo 3 comidas al día o más.

Perros viejos: 3 comidas al día (pérdida de piezas dentarias, y pérdida de eficiencia intestinal).

Vale la pena tratar de profundizar en la conducta alimentaria del perro pues, aunque la conducta de sus ancestros sugiera que el mejor esquema de alimentación sería el intermitente, en la práctica los perros se adaptan a distintos regímenes alimentarios. Y es que el perro domesticado se hizo dependiente del humano para su alimentación. El perro, dependiendo de la raza come 4 a 8 veces por día, generalmente durante el periodo de luz, aunque algunas razas también comen de noche. Los cachorros en crecimiento deben ser alimentados a elección libre o dos a tres veces al día. Los perros adultos normales mantendrán una salud óptima si se alimentan sólo una vez al día. Algunos estudios comparativos han demostrado que los perros, sean cachorros o adultos, consumen más alimento cuando son alimentados en grupo que en solitario. Sin embargo, si todo el tiempo hay alimento disponible el efecto del grupo desaparece.

Por otra parte, si se alimenta a los perros como grupo pueden aparecer relaciones de dominancia, el resultado: los perros dominantes obtienen la mayor parte del alimento y los subordinados reciben menor cantidad de la que necesitan. Una forma de eliminar el problema es entrenar a los perros adultos para que coman solamente de su propio plato o bien, alimentar a los cachorros con varios platos de alimento. Sin embargo, es importante recordar que cada perro y cada gato es un individuo único. Por ejemplo, dos animales de la misma raza, edad y tamaño relativo, viviendo en la misma casa pueden tener gustos diferentes. 9 El siguiente cuadro resume las características de los sistemas de alimentación, dichas características pueden ser ventajas o desventajas según lo que se quiera lograr.

7.CONCLUSIÓN:

Para elegir el mejor alimento de perros se debe valorar:

  1. Facilidad de limpieza del excremento (poca cantidad, firme, flatulencias) = Alta digestibilidad.
  2. El costo de alimentación por perro por día pues, si solamente se valora el nivel de energía por kilogramo de alimento, o el costo por kilogramo de alimento, la decisión no es integral.
  3. Los resultados en el perro (condición corporal, pelaje, salud). La longevidad es muy importante y está relacionada con la alimentación adecuada durante años; sin embargo, es difícil evaluarla.
Isgoaexpress.
BIBLIOGRAFÍA: texto de Raúl Ricardo Aguila Reyes. M.V.Z., M.C. Dirección Científica GRUPO NUTEC.



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información